miércoles, 19 de agosto de 2009

Medea

No, no es la loca desquiciada de la tragedia Eurpidiana, sino mi gata. Esta que ven abajo es la susodicha en su intento de llegar hasta arriba y quedar atorada -la estúpida.