sábado, 15 de agosto de 2009

Música en el 2009 (2)

En esta edición de música en el 2009 será el turno de otros músicos, prodigiosos y talentosos. Bueno, talentosos sí, el prodigio ya implica una cierta grandeza que se puede acercar demasiado a la perfección. En fin, esta vez es el turno de Franz Ferdinand y Megapuss.

Tonight es el nuevo álbum de Franz Ferdinand, su tercer álbum para ser exactos. Ciertamente es que el disco no es lo que fue su debut, ni tampoco lo que fue You Could Have It So Much Better, pero sí tiene las herramientas suficientes para defenderse y dar una muy buena batalla. Tonight, sin duda alguna, es un álbum que pertenece en las noches de disco y diversión; es un álbum para bailar, para cantar, para gritar y sonreír. Utilicemos “Ulysses”, la primera canción del disco: esos beats en los primeros segundos de la canción atrapan y obligan a uno a seguir el ritmo con los piez y la cabeza. Lo “innovador” que presenta el cuarteto es la introducción de sintes, distorsiones y efectos en sus canciones, algo completamente diferente al sonido puro de la guitarra, el bajo y la batería que presentaban en sus primeros dos álbumes. “Kiss me/Lick your cigarette and kiss me/Kiss me where your eye won’t meet me/Meet me where your mind won’t kiss me” son los versos que abren “No You Girls”, una canción que, bueno, líricamente, no se puede decir que sean los chicos más profundos del mundo, pero sí te deja saber que le saben imprimir frescura, atrevimiento y cinismo a lo que hacen, lo cual me parece genial. La edición especial de Tonight presenta un segundo disco que contiene solamente remixes de sus canciones, y si no me equivoco, hechas por ellos mismos, otra cosa que se puede tomar como diferente a lo que han hecho. All in all, es un álbum muy bueno, no es lo que fueron sus otros dos discos, sin embargo a mí me ha gustado mucho.

Pero ahora cambio la atención de los Ferdinand para dársela a los Megapuss. Para empezar, qué nombre tan bueno e irreverente para una banda, y vaya, ni banda es. Este dueto está conformado por el siempre excéntrico y raro Devendra Banhart y el baterista de los Strokes, Fabrizio Moretti –que el año pasado también se estrenó dentro de la excelente banda Little Joy-, creando con su unión Surfing, una compilación de 14 canciones que no dicen absolutamente nada. Es la anarquía misma; el cinismo hecho música. Se podría tomar que es el “arte por el arte” traducido a “la estupidez por la estupidez” y lo que han logrado es estupendo. Dadaismo puro, si no me creen, sólo escuchen “A Gun On His Hip and A Rose On His Chest" con los versos iniciales “Fuck the president/In the asfalt/Fuck the goverment/In the asfalt/Fuck the taxes/In the a-a-arses”, todo al ritmo de la canción “I Want Candy”. Hasta se plagian la música de aquella canción. A pesar de ser un disco estúpido, en toda la extensión de la palabra, es excelente. En verdad que tienen imaginación para perder su tiempo y el de los demás. Lo recomiendo mucho.

Estuve apunto de escribir algo sobre Actor, lo nuevo de St. Vincent, pero estoy teniendo problemas de comunicación con la muchachita. Yo digo que unas tres escuchadas más al álbum y algo podrá salir entre ella y yo.