jueves, 26 de febrero de 2009

La película de la semana: Hello Dolly!


¡Qué belleza de cine! Las grandiosas y elaboradas coreografías y las melodiosas canciones que se quedan pegadas en la cabeza; los vestuarios espectaculares y detallados hasta el último hilo; los sets recreados a la perfección de la época... ahhhh!!!! El cine hollywoodense clásico en una época de esplendor, un "golden age" y los musicales eran justamente las películas que lo ejemplificaban todo. Hello Dolly! es, en definitiva, una de mis películas favoritas, desde niña. Nuevamente tengo que agradecer a mi madre por haberme mostrado tal belleza de películas cuando era una simple infante; en vez de jugar a las muñequitas, yo veía musicales, una y otra y otra vez, hasta que todas las canciones quedaron bien grabadas en mi memoria. Una de las cuales es esta película.

Estelarizada por Barbara Streisand y Walter Matthau, y basada en la obra de Broadway bajo el mismo nombre, Hello Dolly! trata la historia de Dolly Levi, una mujer al estilo de la trotaconventos medieval: una mujer misteriosa y espontánea con alto conocimiento de la cultura social, cuyo oficio es aquel de emparejar a las personas. Mientras ella le hace de cupido se topa con la ironía de la vida, ella necesita a alguien también, así que su camino será ahora el de atrapar al único hombre perfecto para ella. Sí, es una historia que ya hemos escuchado antes y la conocemos muy bien, pero nunca bajo la mágica luz de los magnanimos musicales del Hollywood de los 60s.

Se podría decir que es una película de época, ubicada en el Nueva York de 1890, en donde los hombres son los fuertes y poderosos y las mujeres son las débiles que comienzan a pelear por su igualdad ante los hombres; el ejemplo se da entre los dos personajes principales de Dolly Levi y Horace Vandergelder -la liberal y el tradicionalista-. Visto desde otro punto de vista: el principio del movimiento feminista.

Streisand no es un artista que pueda llamar de mi época, pues para mi generación ella ya pasó a ser parte de aquel universo de leyendas de la edad de oro decadente de la industria cinematográfica, no obstante, su voz no deja de impresionar. ¡Que vozarrón la de esa mujer! En verdad que escucharla le pone la piel chinita a uno y escucharla cantar y verla interactuar con los bailarines en aquellas escenas tan bellas e inmortales se quedan grabados en la memoria y serán los recuerdos que eventualmente quedarán en nosotros y que con nostalgia volveremos a ellos para recordar momentos de nuestras vidas, así como yo que ahora la veo y recuerdo con felicidad mi infancia viendo este tipo de películas con mi mamá.


Hello Dolly! fue recientemente referenciada por los estudios Disney-Pixar en Wall-e, en donde el bellísimo robot ve y reproduce casi obsesivamente escenas y canciones de este musical: "Put On Your Sunday Clothes" y "It Only Takes a Moment". Y así como el pequeño Wall-e, terminarán silbando obsesivamente y con una tonta sonrisa en la boca, las canciones.



Entre tantas cosas que suceden hoy en el mundo y en nuestra propia ciudad; entre un mar de pesimismo e ideas sombrías y momentos terribles, historias en las que se nos dice que hay que vestirnos en nuestros mejores trapos, poner nuestra mejor cara y salir y vagar y aventurarnos por ahí; aligerar el espíritu y olvidar los problemas, que los problemas no nos siguen cuando pisamos terrenos que nos llenan de alegría y paz... o tal vez exagero, pero eso es lo que me hace sentir. Ya me dirán ustedes.








1 comentario:

Roxy Foxy dijo...

Bueno, me creeras que no la he visto?? Y con tanto q amo los musicales!! Sin embargo tomaré en cuenta tu recomendación para verla, asi que en cuanto tenga un tiempecito me pondre a verla!!!