miércoles, 29 de julio de 2009

Música en el 2009 (1)

Tengo que decir que este año –y eso que vamos a la mitad- va siendo uno muy bueno en cuanto a música. No pinta a ser uno tan mediocre como el pasado. Siendo a penas julio (casi agosto), puedo contar ya con una muy buena cantidad de nuevos lanzamientos discográficos; son muchísimas bandas y artistas que regresan con material de calidad... muchísimas, demasiadas, montonales. Bueno, tal vez un tanto exagerado mi optimismo, pero para alguien que casi-casi respira música, este tipo de emoción es normal y común.

En lo que va de enero a julio, tengo ya una gran lista de muy bueno músicos que llegaron para alegrar mi año; el mío y el de cualquier otro melómano. Una lista que incluye heavyweights como lo son Morrissey, Depeche Mode, Jarvis Cocker, Graham Coxon, Björk, etc.; y otros heavyweights, pero de la bandada de lo indie, como lo son Patrick Watson, The Decemberists, Peter, Björn & John, M. Ward, Antony & The Johnsons, Animal Collective, etc. En esta ocasión, sólo hablaré de tres: The Decemberists, Animal Collective y Peter, Björn & John.

The Hazards of Love es lo más nuevo de The Decemberists –un muy buen nombre, por cierto-, en donde le hacen a la Sgt. Pepper’s, entrelazando una canción con otra, como si todo fuera parte de una densa y oscura novela. No sé cómo catalogaría a este grupo, bajo qué género me refiero, ya que a veces se lucen con guitarras acústicas pintando las canciones de un folk dylanesco y otras veces se desgarran con guitarras eléctricas y violentas percusiones. El género indie, como tal, no existe, pero si existiera, la combinación terminaría así: folk-indie-rock. Muy buen disco, de los mejores del año en definitiva.


Animal Collective es un trío no tan conocido, al menos en México… o bueno, no sé si en todo México, pero aquí en el norte, hasta donde yo sé, no es tan conocido. El caso es que, Merriweather Post Pavillion, que salió apenas iniciado el año, fue una gran y grata sorpresa para mí. Este álbum le irá muy bien a cualquier amante de la música electrónica –buena música electrónica-. No se limitan a crear efectos de sonido sobre samplers, no; van más allá, mezclando ritmos, sonidos, estilos. Así como podrán encontrar canciones tipo baladas, también las encontrarán hipnotizantemente psicodélicas; poperas, rockeras, batucadas, etc., etc., etc. En un dato más personal, escuchen “My Girls” y “Brother Sport”, fueron las que más me gustaron, aunque el disco entero es muy bueno.

En el 2006 “Young Folks” se convirtió en una de las canciones más escuchadas, covereadas, utilizadas y tocadas del año. Peter, Björn & John, en un increíble acto de generación espontánea, aparecieron en el mapa internacional, convirtiéndose instantáneamente, en un éxito comercial. Este año llegan con Living Thing, un álbum que difícilmente llegará a ser el éxito que fue Writer’s Block, pero sí más creativo, más audaz y más raro, sacudiéndose así los pseudo-fans que pudieron haber adquirido simplemente por una canción y cimentando una base de fans más leal, más inteligente, más artística. No sé si esto se pueda tomar como bueno o malo, pero para una verdadera fan –como moi-, esto es muy bueno.

Es todo por ahora, ya que son muchísimas bandas y muchísimos discos como para aturrarlos todos de un golpe; aún me queda medio año para seguir con las críticas musicales de todo lo nuevo. Como dije ya, este es un muy buen año para la música.