miércoles, 22 de julio de 2009

Let The Right One In


Esta pequeña película sueca es una para la colección, especialmente si son amantes de las películas sobre vampiros, lo cual yo no soy, pero sí sé apreciar una obre de arte cuando la veo, y esta particular y original historia vampirezca la amé.

Let The Right One In, película basada en el libro del mismo nombre, habla sobre la extraña relación entre Eli (una niña vampiro) y Oskar. Una fría noche de invierno, Eli se encuentra a Oskar en el patio de los habitacionales donde viven y a partir de ahí cosechan una amistad que no muy tarde se convertirá en una relación sentimental. Oskar por su parte, es un niño que vive al margen de los demás, siendo siempre el constante objetivo de burla y ataque de unos compañeros de clase, hasta que un día, empujado e inspirado por las palabras de aliento de Eli, Oskar cobra su venganza, creando así una aparente tregua. Pero mientras la relación de los dos personajes crece, una serie de asesinatos y ataques comienzan a suceder en las cercanías, las cuales comenzarán a encontrar su conexión con la pequeña niña que ha llegado a vivir ahí con su guardián. No me atrevo a describir más porque sería arruinarle la historia a todos y es que, es una maravillosa, impactante y hechizante historia.

¡Qué Twilight ni qué chingado! Si quieren ver una verdadera película de vampiros, con verdadero suspenso, con una verdadera tensión sentimental, con buena musicalización y con una fotografía de primera, TIENEN QUE ver esta película, no se arrepentirán. Es verdaderamente espectacular y trascendente. No podrán dejar de pensar en ella una vez que haya terminado; es una de esas historias que se quedan con uno. No he leído el libro, pero con esa ya conocida creencia de que el libro siempre es mejor que la película, no dudo en que el libro sea en verdad una joya literaria, igualmente desconocida –al menos por estos rumbos-.

Let The Right One In (Déjame entrar en español) es una película que fue groseramente olvidada y desechada por las distribuidoras cinematográficas mexicanas; estuvo solamente una mísera semana en cartelera en esta ciudad, mientras que basura como muchas películas que actualmente acaparan la mitad de las salas de los cines, a lo largo y ancho de aproximadamente un mes –no despotricaré en contra de ninguna, al menos no en este blog, eso ya será para diciembre cuando haga mi lista de lo gacho, lo malo y lo peor del año-. Por lo pronto, dense a la tarea de buscar por cielo, mar y tierra esta película, y si pueden, el libro.

En una nota más sombría, poco después del lanzamiento internacional de esta maravillosa pieza de arte, los estudios gringos, al ver el enorme éxito que logró cosechar en tan poco tiempo, no se quedaron cruzados de brazos, ¡oh no! Decidieron llegar a la fiesta por invitación propia y dijeron: “pues haremos un remake también”, así que corrieron a comprar los derechos para hacer “su” película a “su” manera. Un puto remake. Acabaran desgraciando la historia, la película, los personajes, tal como lo harán con Oldboy –Will Smith, háganme el maldito favor- y como lo hicieron con Rec –tampoco soy amante de las películas de zombies, pero debo aceptar que la película en sí es muy buena, al menos para provocarte pesadillas un par de noches después de haber visto la película-. En fin, dejaré eso a su buen criterio y opinión. Mi buen criterio y opinión me dice que todo ello es un gravísimo error.

Así que ya saben, dejen entrar a las buenas películas a sus vidas y ahí me dicen qué les pareció.

2 comentarios:

Omar dijo...

Una pregunta: donde conseguiste la peli? porque aquí en Durango la he buscado sin éxito y ya desde hace tiempo la he querido ver, gracias y saludos ah! y felicidades por tu blog.
Omar

Pau dijo...

¡Hola Omar! Disculpa que haya tardado tanto tiempo en contestar, pero a penas que me doi la vuelta vi el comentario. Esa película la compré en el otro lado del río, en El Paso. Pero me imagino que en Mixup la han de tener.

Gracias por pasearte por aquí, un saludo!