lunes, 14 de septiembre de 2009

Modest Mouse


Desde el título del álbum se da cuenta uno que no se sabe ni qué... ¿me explico? ¿No? ¡Qué bueno! De igual manera, Modest Mouse se quedan cortos de dar una explicación de por qué y para qué, pero a quién le interesa. No One's First and You're Next es un recopilado de ocho canciones que no tienen sentido alguno. Son bizarras, raras, ruidosas, violentas, melódicas, muy al estilo que ya tan bien definido tienen y que gracias a los dioses, no han perdido.

Modest Mouse es una de esas bandas que todo mundo conoce, pero nadie ha escuchado y que la mitad de quienes los han escuchado no les entienden. Es cierto, su música es un tanto difícil de digerir, pero una vez que pasa la garganta con su sonido dulce-amargo, llega el delicioso sabor anárquico que transmiten sus caóticas melodías. Esa guitarrita de Johnny Marr parece dibujar una línea blanca epiléptica que baila sin sentido en un fondo negro... mmmm, no, definitivamente tendrían que escuchar el disco para saber de qué hablo.

"King Rat" es el sencillo del álbum, cuyo video se supone que está ya circulando por el mundo cibernético, pero aquí entre nos, no lo encuentro. Dicho video está dirigido por Heath Ledger con animaciones del magnánimo Terry Gilliam, quien desde haber dejado a los Monty Python pasó a olvidar sus soberbias animaciones para dedicarse a la dirección; es bueno ver que ha regresado a viejos pasos. Y así como ya he definido como caótico el álbum, "King Rat" presenta ese caos arreglado, armonizado en la presentación de trompetas. Muy buen intro para una canción.

No One's First... definitivamente no es un disco para escucharlo y relajarse, al menos no de la manera convencional. Este es un disco para desestresarse con algo que grite y haga más ruido de lo que nosotros podremos llegara a hacer. Este es un disco para escuchar con el volumen alto y sacar de quicio a los vecinos. Este es un disco para tocar air-drums y air-guitar. Este es un disco incapaz de defraudar a los fans de los "Ratones Modestos". Recomendable y perturbable, escúchenlo.